Ciencia

Arroz: estudiarán el tallo de la planta para conocer motivos en la caída del rendimiento ocasionadas por el vuelco

En la Argentina existe poca información sobre estudios científicos-técnicos de este cereal para lograr mayores rendimientos en variedades comerciales, como así también el comportamiento de la planta frente a situaciones de estrés en el campo.

Enfocándose en algunos de estos comportamientos desconocidos que se dan en el cultivo del arroz, la estudiante de Ingeniería Agronómica Alexandra Mariana Barrios, presentó un proyecto de investigación para conocer y describir de qué manera cambian en forma y anatomía el tallo de la planta de arroz, bajo condiciones de riego continuo a campo como así también con baja radiación solar impuesta por sombreo.

El proyecto fue presentado como parte de una convocatoria para la Beca de Estímulo a las Vocaciones Científicas (EVC)del Consejo Interuniversitario Nacional, y tiene como directora a la doctora Myriam Carolina Peichoto, investigadora del Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE) y la codirección a la doctora Sofía Olmos, investigadora del INTA Estación Experimental Colonia Benítez (Chaco). El estudio forma parte de actividades contempladas en un proyecto nacional del INTA de mejoramiento genético de arroz.

Barrios explicó las razones de analizar los efectos de la baja radiación solar en la anatomía y forma del tallo de la planta de arroz. “Se conoce que la baja radiación en el cultivo de arroz tiene efectos perjudiciales ya que incide sobre las características morfológicas y fisiológicas del tallo, incrementando la susceptibilidad al vuelco y disminuyendo el rendimiento y la calidad de los granos”.

El concepto de “vuelco” al que se refiere la estudiante de agronomía, hace referencia a la pérdida de la verticalidad de las plantas, por un debilitamiento de los entrenudos que ocurre frecuentemente a una altura de 10 cm. Este fenómeno obedece a deficiencias en la morfología y fisiología del tallo y es lo que pretende ser estudiado con este proyecto.

El plan de investigación incluye actividades de gabinete que se desarrollaran de manera alternada en el IBONE y con ensayos a campo que se tiene previsto realizar en el Módulo Arrocero Didáctico y Demostrativo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, a cargo del ingeniero agrónomo Jorge Fedre.

Genotipos

A partir de este trabajo se podrá obtener información analizada comparativamente, sobre la arquitectura del tallo en tres genotipos de arroz. El genotipo es un concepto que se refiere a la información genética que poseen los organismos-en este caso la planta de arroz- y es la que determina sus características. Es así que se incluirá el estudio de una variedad comercial “IRGA424”, que se cultiva frecuentemente en la región y dos líneas promisorias provenientes de distintos programas de mejoramiento: INTA Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Corrientes e INTA EEA Concepción del Uruguay.

El arroz (Oryza sativa L.) es uno de los cultivos de cereales dominantes en la mayoría de los países en desarrollo, aportando más de la mitad de las necesidades alimentarias del mundo. En Argentina su cultivo abarca 239.000 ha concentradas primero en Corrientes y luego en Entre Ríos además de Santa Fe, Chaco y Formosa y gran parte de la producción nacional se destina a la exportación.

En la provincia de Corrientes se cultivan variedades de arroz de origen brasileño (IRGA 424 y Taim) que tienen un potencial de rendimiento excelente pero importantes problemas de calidad; mientras que algunas variedades nacionales (Puitá y Gurí INTA CL desarrolladas por el programa de mejoramiento de arroz de INTA) son de excelente calidad industrial y cuentan con amplia difusión por su resistencia a herbicidas. De todas las variedades cultivadas en Argentina se destaca IRGA 424 que representa el 50% del área cultivada en la provincia de Corrientes.

Si bien la propuesta de investigación incluye el análisis morfológico y anatómico de los tallos en los tres genotipos mencionados, el estudio forma parte de un proyecto mucho más integral en donde se evalúan también otras variables: químicas, ecofisiológicas y agronómicas. “En consecuencia el análisis integral de los datos recabados a distintos niveles de estudio permitirá comprender las diferencias observadas e identificar a los caracteres y variedades que permiten brindar mejor respuesta agronómica ante las condiciones experimentales de baja radiación impuesta por sombreo”, expresó Barrios. Estos estudios que se desarrollarán también podrán aplicarse para el análisis de otros materiales/variedades que pueden ser de interés para los programas de mejoramiento del cultivo.

*Prensa Rectorado de la Unne

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba