El Mundo

cae la cosecha, el consumo y las exportaciones

[ad_1]

La cosecha de yerba mate registra un notable retraso en los primeros cuatro meses del año. Desde el sector señalaron que dos son los factores principales que retrasaron el ingreso de materia prima a los secaderos: por un lado la sequía que se prolongó hasta los primeros días de marzo, y el retraso de la Secretaría de Agricultura en fijar los valores de referencia para la hoja verde y la yerba canchada (seca, sin moler).En los primeros cuatro meses del año sólo se industrializaron poco más de 128 millones de kilos contra 270.282.202 kilos del mismo período de 2021. La caída en la entrada de hoja verde a las plantas de secado ronda el 47,5%. La mayor caida se dio en el mes de abril, cuando ya había empezado la temporada de cosecha gruesa pero Agricultura demoraba la resolución del laudo que había pedido el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) ante la imposibilidad de consensuar los valores de referencia con los distintos eslabones de la cadena productiva.En ese mes se cosecharon 54.605.371 kilos de hoja verde frente a los 126.979.184 kilos de abril del año pasado. Históricamente el ingreso promedio de hoja verde en abril es de 120 millones de kilos.Recién en la primera semana de mayo, Agricultura fijó en $ 46,89 el kilo de hoja verde, y en 178,18 la canchada puesta en secadero. Esas cifras generaron un gran enojo entre los miles de pequeños productores yerbateros, ya que consideraron que en Buenos Aires se ajustaron al pedido de los industriales por temor a que se dispare el valor del paquete en góndola.Los referentes yerbateros aseguraron que ya hubo un traslado de precios porque la falta de materia prima hizo que los secaderos tuvieran que pagar más de $ 60 por kilo de hoja verde para poder afrontar sus compromisos comerciales.Los productores también habían retrasado el inicio de la cosecha debido a que las plantaciones de yerba mate estaban muy afectadas por la sequía que se inició en 2019. El déficit hídrico provocó no solo mortandad en las plantas, sino también una notable demora en la brotación. En el sector auguraban pérdidas superiores al 40% de la cosecha, pero la llegada de precipitaciones abundantes generaron una notable recuperación de los yerbales y ahora se estima que los rindes estarán apenas por debajo del promedio histórico.Las estadísticas del INYM, revelaron también que hubo una leve caída en los embarques de yerba mate al exterior. Las exportaciones ascendieron a 9.472.140 kilos, casi un 8% menos que en el primer cuatrimestre de 2021. Y existen dos datos sobresalientes: en febrero se perforó el piso del millón de kilos, ya que sólo salieron del país 647.698 kilos, cifra no registrada al menos en los últimos ocho años. La contracara fue la fuerte recuperación en el mes de abril, cuando se despacharon 4,1 millones de kilos.El mercado interno, que el año pasado había compensado la merma en las exportaciones, este año muestra una leve caída. En el primer cuatrimestre salieron de los molinos 90.923.652 kilos de yerba mate, frente a los 92.438.464 kilos de idéntico período del año pasado.Históricamente el consumo interno de yerba mate sube cuando el país atraviesa períodos de estrecheces económicas. Es que muchas familias que están por debajo de la línea de la pobreza incrementan en consumo de mate cocido y de la infusión para suplir al menos una comida del día.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

[ad_2]
Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba