Nacionales

Diputados homenajeó a Bonafini

En un clima sosegado, la Cámara de Diputados se aprestaba a comenzar una de las últimas sesiones del año. El objetivo era aprobar la Ley de Alcohol Cero al volante, el reconocimiento de la Lengua de Señas como idioma natural y originario, y otras iniciativas vinculadas a la Salud de las mujeres y personas gestantes. Todos eran proyectos de consenso y no se esperaban grandes conflictos.

Al momento de los homenajes, se realizó un minuto de silencio por la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que murió hace custro días. Hubo discursos destacando su figura y su rol en la lucha contra la dictadura, como el de Hugo Yasky (FdT) que dijo “ella empezó en la calle y fue la mujer que encabezó ese enorme acto de valentía, de enfrentar a una dictadura sin más defensa que el dolor”.

Sin embargo, una bravuconada de José Luis Espert terminó crispando los ánimos. “Murió Néstor, murió Hebe. Se está cerrando uno de los tantos períodos de la Argentina marcados por el robo, la mentira y la pobreza”, sostuvo, entre los gritos de repudio de mitad del recinto.

Antes del exabrupto de Espert, hablaron otros diputados destacando la figura de Bonafini: “Si algo sabía Hebe es que la lucha no es un momento, sino una elección de vida. Y esto lo llevó durante toda su vida”, destacó Mónica Macha (FdT). Luego agregó que “somos orgullosas hijas de las madres de Plaza de mayo. Aprendimos de ellas a luchar, a organizarnos, a construir de manera horizontal, a darnos cuenta de que si nos trataban de locas estábamos en el camino correcto”.

Se le sumó un conmovido Hugo Yasky: “La lucha contra la dictadura empezó en la calle. Y en la calle hubo una mujer que, en un enorme acto de coraje político, se enfrentó a una dictadura sin nada más que su dolor y la decencia”.

No fue el único que se emocionó al momento de hablar, sino que Myriam Bregman, diputada de izquierda, también se sumó a los homenajes con un emotivo discurso. “Ninguna diferencia en pequeñeces nos puede hacer negar que fue parte de lo mejor de las luchas populares de los últimos 50 años. A la Hebe que nos enseñó que ni olvido ni perdón, que nos enseñó que no hay dar ni un paso atrás, la despedimos hoy”, destacó, la diputada del FIT.

El clima emotivo comenzó a mostrar sus primeras fracturas cuando, en el momento en el que María Rosa Martínez (FdT) pidió un minuto de silencio para homenajear a Hebe y hubo diputados – como Fernando Iglesias – que se fueron del recinto para no participar. Acto seguido, tomó la palabra el ultraliberal José Luis Espert. “¿Vamos a honrar el fraude, la corrupción, vamos a homenajear a una persona que ha sido una deshonra para la Nación?”, comenzó, enfundado en su traje provocador y electoralista.

José Luis Gioja, que en ese momento estaba presidiendo la sesión en lugar de Cecilia Moreau, intentó interrumpirlo, pero Espert se quejó a los gritos: “Todos hablaron bien de Bonafini. Yo quiero recordar en este recinto a las víctimas de Sueños Compartidos”.

Apurado por los gritos e insultos que surgían desde las filas del Frente de Todos, Espert apuró su discurso y lo finalizó diciendo: “Murió Néstor, murió Hebe. Se está cerrando uno de los tantos períodos de la Argentina marcados por el robo, la mentira y la pobreza. Se viene el Nunca Más al kirchnerismo”.

El primero en salir a responderle fue el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez: “Jamás se utilizó el tiempo de un homenaje para decir las barbaridades que dijo el diputado. Festejar la muerte, utilizar el tiempo de homenajes para hablar contra la homenajeada”, lo denunció, furioso, Martínez.

“Hay diversas formas de cobardía. Tratar de aprovechar una circunstancia como es un homenaje para transformarlo en una descalificación del homenajeado es una de ellas”, sumó Leopoldo Moreau, quien le apuntó: “Seria mejor que se saque la careta y diga que ha estado de acuerdo con la práctica de secuestro y tortura y desaparición de personas, sería más honesto”, agregó.

“No es solo un cobarde. Es una rata y un malnacido. Y ojala todos los argentinos podamos desenmascarar a estos personajes que hablan de democracia y libertades y no respetan ni siquiera de los familiares que todavía están llorando la pérdida de Hebe”, subió el tono Aldo Leiva, chaqueño del Frente de Todos.

Mientras las repercusiones por las palabras de Espert se sucedían en varios discursos de repudio, un grupo de diputados se subía en una camioneta que se encontraba en la puerta del Congreso y emprendía destino a Plaza de Mayo. Allí, junto a otras cientos de personas, Daniel Gollán, Paula Penacca, Vanesa Siley, Marisa Uceda, Juan Marino, María Rosa Martínez participaron de la marcha de despedida a Hebe.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba