Provinciales

El Gobierno presentó el programa para la inclusión laboral de disidencias y mujeres en situación de violencia

Se trata de una política que busca incorporar al empleo privado formal a personas travestis, transexuales, transgéneros y no binarias, así como a mujeres en situación de violencia, a través de incentivos económicos a las pymes que las contraten.

La vicegobernadora Analía Rach Quiroga, junto a la secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez, y al subsecretario de Empleo, Lucas Cepeda, presentaron esta mañana en la Casa de las Culturas “Empleo Diversidad Chaco en el sector privado”. 

Se trata de una de las líneas de incentivos a la generación de puestos de trabajo que forma parte del programa “Más Empleo en Chaco”, y que en este caso promueve la inserción laboral de personas travestis, transexuales, transgéneros y no binarias, así como de mujeres que se encuentren en etapa de seguimiento psico-social y legal por haber sido víctimas de violencia de género.

Al igual que con el resto de los subprogramas presentados en los últimos días, el Gobierno provincial subsidia a las empresas que contraten a este segmento de la población mediante la asignación de un aporte económico mensual y consecutivo, como parte de su salario.

“El programa genera un incentivo económico que brinda, por cada empresa contratada, un subsidio de hasta 45 mil pesos”, explicó Cepeda, y añadió: “la empresa puede descontarlo o no del salario de esa persona, que va a estar acompañada durante 24 meses”. 

El subsecretario recordó que la provincia del Chaco viene creciendo hace 15 meses consecutivos en la creación de empleo formal privado. “Como estrategia provincial redoblamos los esfuerzos generando un sinfín de programas que acompañan el crecimiento de las pymes chaqueñas”, sostuvo, y resaltó que “esta es una herramienta más que tienen las pymes chaqueñas para seguir generando empleo formal privado y que le permite a la provincia continuar liderando el crecimiento a nivel nacional».

«Acompañar las trayectorias»

La directora de Diversidad, Disidencia Sexual e Identidad de Género, Úrsula Sabarece, indicó que esta decisión de ir diseñando y promoviendo políticas de inclusión laboral «sirve para generar conciencia y acompañar las trayectorias, tanto de las empresas como de la población travestis-trans». 

«Nosotras venimos de un ámbito todavía no adaptado a la formalidad laboral. Pero tenemos un Gobierno provincial y nacional que piensa precisamente en acompañar este trayecto de empleabilidad a la población travesti-trans, que es la que aún sigue siendo vulnerada y la que sigue siendo el faltante en cada lugar”, dijo Sabarece.

«Es la primera vez que estamos dentro de una gestión de gobierno y es la primera vez que estamos pensando desde el territorio, junto con las fundaciones y las organizaciones, una política de inclusión como esta», sostuvo la directora del área.

«Una deuda como sociedad»

Por su parte, Silvana Pérez consideró que esta línea del programa pretende cubrir también «una deuda que tenemos como sociedad desde una mirada plural, diversa y respetuosa»: la de incluir laboralmente a personas travestis-trans, personas no binarias y a mujeres que sufren situaciones de violencias de género y que están saliendo del proceso.

«Estamos haciendo como sociedad y como gobierno lo que debemos hacer», aseguró la funcionaria y destacó el hecho de que «los empresarios vienen respondiendo de manera satisfactoria al programa”. «Sabemos que todavía faltan muchos pasos por dar, pero estamos trabajando fuertemente para este proceso de inclusión”, aseguró Silvana Pérez.

Acompañaron también el acto la ministra de Desarrollo Social, Pía Chiacchio Cavana y la subsecretaría de Género, Diversidad y Disidencia, Delia Pérez. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba