Sociedad

escondía una cámara oculta y la espiaba mientras se bañaba

[ad_1]

La oferta era tentadora: un dispositivo pequeño, fácil de manipular, práctico, que esparcía desodorante ambiental. Se activaba con el movimiento humano y con vapor, y lo más conveniente era instalarlo en el baño de la casa. Sin embargo, el artefacto escondía un engaño: en realidad tenía una cámara dentro y el hombre que lo ofrecía lo usaba para espiar a la mujer que lo aceptó.El hecho sucedió en la ciudad correntina de Goya. Según publicó en Twitter el periodista Juan Cruz Velásquez, el hombre engañó a una joven mujer diciéndole que se trataba de un aromatizador de ambiente que estaba en fase de prueba antes de salir al mercado.El dispositivo era bastante precario, pero el hombre intentó convencer a la mujer durante varias conversaciones mantenidas por Whatsapp.Primero mencionó que se trataba de un producto novedoso: un desodorante de ambiente «con sensor de movimiento y de vapor», aclarando que estaba pensado para el baño «así que la prueba debe hacerse a la hora de bañarse».»Estas pruebas son para que la gente nos digan la cantidad de veces que se accionó usando el baño normalmente y así calibrarlo. Para que llegue a un punto de disparo exacto», le escribió el hombre. de 32 años. «Yo te lo llevaría un rato antes de que vos me indiques que vas a bañarte y lo retiro cuando me avises que ya terminaste. Ahí me comentás cómo funcionó y que te pareció el perfume y demás», agregó, sin despertar sospechas en la incauta joven.La joven primero aceptó el dispositivo, pero finalmente descubrió que es lo que escondía e hizo la denuncia policial. Los agentes fueron hasta la vivienda del hombre y lo llevaron detenido, situación en la que aún permanece en una dependencia policial local.

El dispositivo se ofrecía en «fase de prueba» para terminar de calibrarlo. Gentileza Juan Cruz Velásquez.

Según contó el periodista goyense, la cámara que ocultaba el dispositivo sería la de un dron y funcionaría con una batería recargable y sistema de wifi. En tanto, los investigadores policiales no descartan que la joven que hizo la denuncia no haya sido la única que aceptó probar el «novedoso» dispositivo que no era más que un engaño ideado por un pervertido. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

[ad_2]
Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba