Provinciales

Histórica inauguración de un jardin de infantes en El Paraisal y una plaza en El Palmar

En la zona rural de Quitilipi, el gobernador habilitó la construcción del establecimiento educativo, quien por primera vez desde 1938, contará con un techo propio: un sueño hecho realidad. Seguidamente, en otro acto, inauguró refacciones y remodelaciones de la plazoleta 9 de Julio.

Avanzando con el plan de obras en zonas rurales, en jurisdicción de Quitilipi, el gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga inauguraron la histórica construcción del edificio propio del Jardín de Infantes Anexo EEP Nº 375 del paraje El Paraisal y la remodelación y refuncionalización de la plaza 9 de Julio, de Villa Rural El Palmar.
“La educación es clave para lograr equidad distributiva, para lograr movilidad social ascendente y para promover equidad desde el punto de vista territorial”, señaló el gobernador, quien estuvo acompañado del intendente de Quitilipi, Ariel Lovey; el intendente de Las Garcitas, Sergio Dolce; y los ministros Aldo Lineras (de Educación) y Santiago Pérez Pons (de Planificación, Economía e Infraestructura), entre otras autoridades provinciales y municipales, y vecinas y vecinos de ambos parajes.

Un histórico edificio educativo para El Paraisal
En primer término, acompañado además de directivas y directivos escolares, docentes y estudiantes, el mandatario provincial habilitó las obras del Jardín de Infantes Anexo EEP Nº 375, ejecutadas con una inversión de casi 17 millones de pesos, financiados a través del Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura (MPEI). Las mismas consistieron en la construcción de un Jardín de Infantes compuesto por dos salas, galería y patio de formación, con las instalaciones sanitarias necesarias.
El nuevo jardín, que tiene una matrícula de 18 niñas y niños que se suman a 44 del nivel primario, contará además con mobiliario que proveyó el Ministerio de Educación, entre ellos, 4 mesas, 24 sillitas, 2 escritorios, 2 sillas tapizadas, 2 armarios, 2 pizarrones para tiza, un tobogán y una calesita.
El gobernador destacó además de la cuestión edilicia, el proceso de urbanización y de trabajo para disminuir asimetrías educativas, ponderando la implementación digital con conectividad con fibra óptica y distribución de tecnología para su desarrollo. “Cuando más acceso a la educación vía digital y presencial tengamos, tanto más será el proceso de formación, tanto más el rendimiento escolar, y obviamente el perfeccionamiento de trayectoria educativa. Entonces sí, alumnos y alumnas de El Paraisal tienen la misma oportunidad que alguien de Resistencia, Sáenz Peña o Quitilipi”, resaltó.
En esa línea Capitanich recordó que desde el Gobierno provincial “no solamente estamos propiciando una educación inclusiva, obligatoria y gratuita, si no también equitativa que promueve la calidad y en virtud de lo cual tendría igualdad de oportunidades”, señaló.
“Cada vez que inauguramos una escuela o un jardín y garantizamos el derecho a la educación, más cultura existe en la población mejor capacidad de cuidados existen y en consecuencia hay una directa relación desde diarrea infantil hasta desnutrición sobre la base de grados de educación”, agregó.

No fue magia… un sueño hecho realidad
Durante el acto, la directora del establecimiento Liliana Mabel Plaja y la docente Graciela García rememoraron el duro camino que hubo que recorrer (desde 1938, año de la fundación del establecimiento) hasta llegar al presente. “Los sueños se cumplen. Estamos emocionadas y muy agradecidas por este día de fiesta para nuestra comunidad, porque después de tantos años, estamos haciendo realidad un sueño”, coincidieron.
A su vez, el intendente Lovey recordó que la obra del jardín, “no fue magia. Es una promesa cumplida por el gobernador, quien meses atrás, en ocasión de la inauguración del destacamento policial, recibió el petitorio, y hoy la comunidad educativa de El Paraisal puede decir que gracias al gobernador Capitanich y su equipo, se pudo hacer realidad un sueño de muchos años”, dijo.
En el mismo sentido, el ministro Pérez Pons señaló que la obra “es un sueño cumplido, pero sobre todo un derecho que tenían que tener y que el gobernador hizo posible. La educación y la salud son prioritarias en nuestras políticas de infraestructura y queremos llegar a cada lugar, a cada paraje y a cada pueblo con estas mejoras”, graficó.
El ministro de Educación, Aldo Lineras, tomando las palabras del intendente de Quitilipi y de las docentes del jardín, afirmó: “Tienen razón, esto no es magia”, manifestó, recordando que detrás de la inauguración, que garantiza educación inicial a niños y niñas de este paraje, hay un compromiso político y un trabajo mancomunado del Gobierno. “Desde 2007 a esta parte llevamos adelante el plan de obras públicas más importante de la historia de la provincia, para mejorar la infraestructura de nuestras escuelas”, resaltó.

Obras en la plaza de Villa Rural El Palmar
Seguidamente, Capitanich y la comitiva de funcionarias y funcionarios provinciales y municipales, se trasladaron hasta Villa Rural El Palmar donde habilitaron las obras de remodelación y refuncionalización de la plaza “9 de Julio”. Los trabajos significaron una inversión de casi 12,4 millones de pesos, con financiamiento del programa “Argentina Hace” y ejecutada por Administración Municipal de Quitilipi.
“En este lugar se congrega la población rural de las colonias que nuclean a unas 3.000 personas que interactúan aquí en la comunidad y que siempre reclaman mayor autonomía municipal”, señaló Capitanich.
La obra inaugurada consistió en la construcción de nuevos solados en las sendas de circulación. Se dejaron todos los elementos que componen la obra con una terminación de pintura. Se instaló mobiliario urbano, como ser bancos, basureros, etc. Se refaccionaron y mejoraron las instalaciones eléctricas, tendido de distribución colocando artefactos Led. Se incorporó árboles y arbustos para darle una mejorar organización en el parquizado.
En ese contexto, el gobernador recordó que la obra forma parte de las múltiples intervenciones que se ejecutan en la zona: “cerca de 30 viviendas que es parte del programa de 200 viviendas para Quitilipi, desagües pluviales, más obras de ripio, etcétera. Estamos trabajando en la integración de las comunidades rurales a procesos de mayor urbanización crecientes”, resaltó Capitanich.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba