El Mundo

Miles de hectáreas arrasadas por el fuego en Parque Nacional de Grecia

Los incendios que quemaron más de 2.500 hectáreas en uno de los parques nacionales más importantes de Grecia continuaban hoy activos por sexto día consecutivo y se ampliaba el operativo para controlar las llamas, mientras que en Alemania las autoridades planeaban más evacuaciones por el fuego que afectaba el este del país, y un nuevo foco arrasa 500 hectáreas de bosque y viña en el sur de Francia.

«Se está ampliando el operativo para controlar el incendio» en el parque nacional de Dadia, dijo a la prensa Dimitris Petrovits, vicegobernador de la amplia región de Evros, en el noreste de Grecia.

Se calcula que ya se perdieron más de 2.500 hectáreas de bosque de pinos a causa de las llamas que estallaron el jueves pasado, según consignó la agencia de noticias AFP. Más de 300 bomberos, cuatro aviones y seis helicópteros están activos en la zona, indicó un portavoz de los bomberos.

El parque, reconocido por ser un «ecosistema excepcional», alberga tres de las cuatro especies de buitres de Europa -el buitre negro, el buitre leonado y el alimoche- y 36 de las 38 especies de rapaces de ese continente.

Sus variados hábitats alojan, también, 104 especies de mariposas, 13 de anfibios, 29 de reptiles y unas 65 de mamíferos, 24 de los cuales son murciélagos.

En Alemania, las autoridades locales planeaban más evacuaciones este martes, mientras los incendios forestales asolan el este del país, a raíz de la ola de calor.

El gobierno de la región oriental de Sajonia activó una «alerta de catástrofe» en la zona de Bad Schandau, ya que los incendios forestales se extendieron en el parque nacional de la Suiza sajona, agregó la AFP.

La alarma se debe a la «continua y terrible situación de los incendios forestales» en el parque que está cerca de la frontera con la República Checa, indicaron las autoridades.

Alrededor de 350 personas participan en la lucha contra el fuego, que se extendió hasta cubrir 850 hectáreas, añadieron.

Los científicos afirman que el cambio climático está haciendo que las olas de calor en todo el mundo sean más frecuentes e intensas, lo que aumenta el riesgo de incendios.

En el sur de Francia, cerca de 500 bomberos luchan por controlar un nuevo incendio que quemó alrededor de medio millar de hectáreas de bosques y viñas, y obligó a evacuar un pueblo, según afirmaron autoridades locales.

Los vecinos de Aumelas, a 20 kilómetros al oeste de Montpellier, tuvieron que dejar sus casas por la proximidad de las llamas, azuzadas por el viento, informó la agencia AFP. «En total, hay cerca de 500 bomberos desplegados, apoyados por dos aviones contra incendios», explicaron las autoridades en un comunicado.

La región, que ya se vio afectada la semana pasada por otro incendio, está en riesgo «alto» y «muy alto» debido a meses de sequía y altas temperaturas.

En tanto, 2.000 bomberos tuvieron que ser movilizados en los últimos días para controlar los dos enormes focos cerca de Burdeos, al suroeste, que destruyeron más de 20.000 hectáreas de bosque.

Fuente: Télam

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba