Sociedad

Operativo odio: sacaron de contexto a una piquetera para demonizar la protesta

Era miércoles y miles de personas salieron a la calle para reclamar ayudas económicas para quienes solo tienen como ingreso un plan social que no cubre ni la mitad de la canasta básica. Una periodista de TN entrevistó a una chica y terminó llorando pero en redes lo recortaron para iniciar una campaña de odio.La periodista Sandra Borghi siempre sale a realizar notas. En su canal, TN, suelen destacar que las protestas sociales generan caos en el tránsito y no tienen -precisamente- una línea editorial que acompañe las luchas obreras como lo más importante (aunque, a veces, los planteos le sirvan para pegarle al gobierno nacional, claro). 

En su recorrida por la calle Borghi señala a una nena que estaba usando su mochila escolar como almohada y unos cartones como cama. Se acerca a la madre, le pregunta datos mínimos y ahí comienza una nota que duró siete minutos pero que fue recortada luego en redes sociales para hacer lo mismo de siempre: alimentar un odio de clase. 

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=INFOnews&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfdHdlZXRfZWRpdF9iYWNrZW5kIjp7ImJ1Y2tldCI6Im9mZiIsInZlcnNpb24iOm51bGx9LCJ0ZndfcmVmc3JjX3Nlc3Npb24iOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd190d2VldF9yZXN1bHRfbWlncmF0aW9uXzEzOTc5Ijp7ImJ1Y2tldCI6InR3ZWV0X3Jlc3VsdCIsInZlcnNpb24iOm51bGx9LCJ0Zndfc2Vuc2l0aXZlX21lZGlhX2ludGVyc3RpdGlhbF8xMzk2MyI6eyJidWNrZXQiOiJpbnRlcnN0aXRpYWwiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2V4cGVyaW1lbnRzX2Nvb2tpZV9leHBpcmF0aW9uIjp7ImJ1Y2tldCI6MTIwOTYwMCwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd19kdXBsaWNhdGVfc2NyaWJlc190b19zZXR0aW5ncyI6eyJidWNrZXQiOiJvZmYiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3VzZXJfZm9sbG93X2ludGVudF8xNDQwNiI6eyJidWNrZXQiOiJmb2xsb3ciLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3R3ZWV0X2VkaXRfZnJvbnRlbmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1548008000622776320&lang=es&origin=https%3A%2F%2Finfonews.com%2Fpiquetera-textual-trabajo-recorte-fuera-de-contexto-video-tn-sandra-borghi-piquete-planes-sociales-trabajo-manifestacion.html&sessionId=0c6aff603a4539528bd92668e9e00d3622aadbf7&siteScreenName=INFOnews&theme=light&widgetsVersion=3235bd17138fa%3A1657578976990&width=550px

«Quieren que trabajamos desde las 8 de la mañana a 5 de la tarde por la misma plata que nos pagan (en un plan social). Nos quieren mandar a trabajar a la calle y no es justo. No es justo porque toda la vida vivimos trabajando de esto». Ese es el recorte que viralizaron quienes apuestan por sembrar el odio. Una joven de 28 años diciendo que por el mismo monto de un plan social le piden que haga un trabajo fulltime que, por supuesto, no se pagaría lo mismo que le dan a ella: 21 mil pesos por colaborar en tareas como merenderos o roperitos. 

En su testimonio, que emocionó hasta las lágrimas a la notera de TN, contó que estaba cuidando a su nena de cuatro años que se había dormido y que tenía más hijos pero que estaban con el padre. También relató con sus 28 años nunca tuvo un trabajo en blanco porque no tiene secundario. A la pregunta de por qué no estudió respondió que quedó huérfana a los 9 años, que su familia siempre fue muy humilde y que vivió en un internado. La nota terminó con la periodista llorando y para poder combatir a las operaciones de siempre, desde Infonews compartimos una transcripción de todo: 

-Pero… pará, ¿vos cobrás un plan? 

-Sí, subsistimos con la gente haciendo ollas populares, roperitos. Siempre estamos tratando de solventar los gastos para que la gente pueda llevarse un plato de comida.

-Vos trabajás en un comedor…

-Sí, cuando lo hicimos estaba en otra organización, con otra digirente y hacíamos las ollas populares. Se le daba la comida a la gente y la gente se iba contenta. Venían con cinco o seis personas y venían con los tupper. A veces no nos alcanzaba y ahora estamos con el roperito. A veces recibimos donaciones pero no nos alcanza, tampoco. 

-¿Cuántos chicos tenés?

-Tres. 

-¿Ella es la más chica? (por la nena que dormía en el asfalto sobre un cartón)

-Es la más chica.

-¿No fue a la escuela hoy?

-No. No fue. 

(En el medio de la charla, después de confundir a otro nene con uno de sus hijos la cronista tuvo que responderle a una señora de la marcha que le pedía dejar de mostrar a la nena porque no le parecía bien que la exponga ante las cámaras y todo un país) 

-¿Te molesta que mostremos tu realidad?

-No, no me molesta porque esto es algo que vivimos siempre. 

(Una nueva interrupción apareció en medio de la charla: la pareja de la entrevistada le grita desde afuera, Sandra dice que está enojado y la chica le dice que no, que le está pidiendo que cuente toda la realidad). 

-Te dice que hables, que cuentes.

-Esto es así. ¿Qué vamos a decir? ¿Que estamos contentos con el gobierno?

-¿Tu marido o vos tuvieron, en algún momento, trabajo en blanco?

-No, nunca. No tengo secundario completo. 

-Ah, te cuesta conseguir. 

-Nunca conseguí un trabajo en blanco. 

-Porque no terminaste el secundario y cuántos años tenés? 

-28. 

-¿Te gustaría terminar el secundario y tener un trabajo en blanco? 

-Sí, me gustaría. Obvio. Obvio que la gente quiere jubilarse, quiere estar mejor, quiere que sus hijos tengan una escuela privada cuando hoy en día una escuela privada cuesta mucha plata. 

-Tus hijos están escolarizados. 

-Sí, obvio. Sí. 

-¿Y tu marido nunca tuvo un trabajo en blanco?

-Tuvo un trabajo en blanco pero la verdad es que no sirve: te pagan dos monedas cuando… es así… obvio que el jefe, el que te emplea va a ganar más que vos porque es así. 

-O sea que a ustedes les rinde más tener un plan los dos y hacer changas afuera que tener un trabajo en blanco. 



Era miércoles y la Unidad Piquetera junto a Barrios de Pie Libres del Sur estaban en una jornada de lucha: pidieron un bono extra de 20 mil pesos, que crezcan los planes sociales (en montos pero también en cantidad) y que se deje de aplicar el ajuste recetado por el FMI porque eso no hace más que profundizar la crisis y hambre que sufren las familias en los barrios populares. 

-No es que «nos rinde más» o que «nos guste». Porque tampoco nos gusta. 

-No, claro. No es que te gusta pero es lo que más cierra en la economía de tu casa…

-No llegamos, tampoco, a fin de mes. Pero es algo que nos sirve porque tampoco uno pretende vivir toda la vida con esto porque queremos. 

-A cuánto llegan a fin de mes entre tu marido y vos?

-Cincuenta. Cincuenta y yo trabajando haciendo casa de familia ganaba cuatro mil quinientos por semana, que no es plata tampoco. No es plata. Estaba de ocho de la mañana a cuatro de la tarde. Y eso no es justo. Entonces, vos si te ponés a pensar… decís «por qué tengo que vivir así?». ¿Porque no estudié?

-¿Por qué no estudiaste?

-Porque mi mamá murió y me fui a un colegio de internado. Mi familia no se hizo cargo. Mi tío tenía seis chicos para darles de comer. Mi tía tuvo mellizos. Mi mamá murió y tampoco le podemos cargar la carga de otra persona a mi tío, pobrecito, porque mi familia es muy humilde. Somos gente humilde, trabajadora. Dependemos de que mi esposo pueda hacer una changa porque no tenemos otra cosa. 

-¿Te quedaste solita a qué edad?

-A los nueve años. Mi tía falleció. Mi otro tío se ahorcó. Venimos de una familia…

-De muchas tragedias. 

-Sí, pero yo puedo decir que…

-Vos armaste tu familia, tenés a tu marido…

-Sí, tengo mis hijos y gracias a dios que -mal o bien- uno come. Porque en otros países están peor que nosotros. 

-¿Comen todos los días los chicos?

-Sí, comemos las cuatro comidas como tenemos que comer. Porque si vos decís que no comés… en este país… estamos en un país rico en comida. Mal o bien, la gente de los planes sociales subsisten porque una olla popular -no digo que esté bien- pero es lo que hay. Hoy el cartón está treinta pesos. Yo vivo en 25 de Mayo y la gente pasa con carros. ¿Por qué? Por qué hay tanta miseria? Por qué la inflación está muy…?

-Escuchame, dónde vivís? ¿Tenés casa?

-Sí, obvio. Tengo casa. 

-Tenés una casita que hicieron ustedes…

-Sí, tengo casa, tengo cloacas, tengo todo. No pago alquiler pero pago 10 mil pesos de lo que es luz, gas, teléfono.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba