El Mundo

se bajó del auto y con un fierro le destrozó el parabrisas a un colectivo

[ad_1]

No queda claro qué disparó la locura: el video que grabó el ataque de un automovilista a un colectivo de la línea 109, este lunes a la tarde, en Recoleta, comienza cuando el hombre se mete en su auto y busca algo durante 36 segundos.La secuencia que sigue muestra que el hombre ya estaba decidido. Pese a ese medio minuto largo que pasa, y que podría haberlo hecho reflexionar, el atacante sale de su auto con un fierro en la mano y comienza a destrozar el parabrisas del colectivo durante un minuto, intercalando con insultos.El colectivero, cuyo nombre es Alfredo, de 42 años, declaró luego ante la Policía que el auto, un antiguo Dodge, lo había chocado antes y que eso desató la pelea.En el video se ve solamente que el atacante, vestido con una remera a rayas y campera, de barba y anteojos, finalmente vuelve a subir a su auto y escapa.

El ataque sucedió el lunes a la tarde en Ecuador y Paraguay.

El incidente sucedió en una cuadra, Paraguay al 2600, en que no hay cámaras de la Ciudad que pudieran aportar más información.El caso es investigado por la Fiscalía de Flagrancia a cargo de Federico Tropea, por “averiguación de daño”.La opinión de especialistas sobre peleas de tránsitoConsultado por Clarín sobre por qué pueden producirse discusiones como esta, el doctor Daniel López Rosetti jefe del Servicio de Medicina del Estrés del Hospital de San Isidro y coordinador de la cátedra Estrés y Salud de la Facultad de Medicina de la UBA dijo que una persona puede llegar enojada de antemano a una situación, como una discusión de tránsito, porque “la sociedad está hoy con un umbral más bajo de descarga respecto a las reacciones mentales, verbales y físicas de violencia”.
López Rosetti afirma que “desde el punto de vista de la psicobiología la reacción de ira es ancestral, desde que éramos primates. Pero una reacción de ira hace millones de años se generaba cuando eras atacado por un predador. Es decir, cuando esa reacción propendía a que mantuvieras tu vida o la de tus crías. Hoy ese mecanismo se encuentra indemne. Lo que pasa es que las personas reaccionan con eventos menores, desde una boleta del gas a una fila de supermercado”.“El tránsito es una caja de resonancia de la situación social. Donde los conflictos encuentran una mecha y se activan. Tenía un viejo profesor en España que decía ‘si quieres mirar la cultura cívica de la sociedad, el tránsito es un buen reflejo’. Si me comporto mal en la vida cotidiana, no voy a ser un señor inglés cuando conduzco”, dijo por su parte Horacio Botta Bernaus, abogado especialista en Derecho de Tránsito, Accidentabilidad y Educación Vial.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

[ad_2]
Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba