Sociedad

«Seguimos sumando muertes evitables», denunciaron desde la Marcha del Orgullo

Dónde está Tehuel fue una de las consignas que se levantaron este martes en todo el país. «¡Basta de matarnos! Hoy no celebramos nada», subrayó una de las chicas travestis que salieron hoy para luchar contra una justicia patriarcal.

“Las consignas principales son ¡Basta de matarnos, basta de travesticidios, transfemicidios y transhomicidios! Nosotras hoy no celebramos nada, hoy tenemos que llorar a todas las compañeras que nos mataron. En 2022 ya son 32. También pedimos saber dónde está Tehuel». Las palabras son Marcela Tobaldi, fundadora de la organización La Rosa Naranja, pero, en realidad, son de todas las personas que salieron a las calles en el Día del Orgullo. 

Integrantes de la comunidad travesti trans y no binarie (TTNB) caminaron desde Plaza de Mayo hacia el Congreso en la séptima marcha plurinacional antirracista contra los travesticidios, transfemicidios y transhomicidios para pedir “basta de matarnos”, en el marco del Día Internacional del Orgullo. «La justicia tiene una mirada muy patriarcal», acusó Tobaldi en diálogo con Télam.


Entre los principales ejes del reclamo detallaron el pedido de la incorporación de la figura del «travesticidio, transfemicidio y transhomicidio» al Código Penal, la aparición con vida del joven trans Tehuel de la Torre, visto por última vez hace más de un año, la reparación histórica a las sobrevivientes de la violencia institucional, la aplicación del cupo laboral trans, capacitación del personal de salud en las especificidades de esta población y justicia por Melody, la chica trans asesinada a balazos en Mendoza.

“Desde la última concentración del año pasado seguimos sumando muertes evitables. Nuestra comunidad, en estos meses lleva registrados 68 fallecimientos, de los cuales 6 fueron por travesticidio y transfemicidio, 3 fueron suicidios, mientras que aún nos seguimos preguntamos por Tehuel a más de un año de su desaparición”, señalaron días atrás desde la comisión organizadora de la convocatoria.

“Las cárceles se llenan de travestis y trans con causas armadas o producto de la violencia estructural a las que somos sometides, los derechos básicos de salud, vivienda y trabajo no se garantizan”, añadieron.

En la Plaza de Mayo la artista Ramona Gómez realizó una instalación performática llamada «nombremos a todes» para visibilizar las violencias que «aún en este siglo sigue viviendo la comunidad LGTBIQ+» inscripta en una serie de intertextualidades artísticas con zapatos de los colores de la bandera del orgullo (violeta, verde, amarillo y rojo) y bailó al ritmo de la canción de Raffaelá Carrá «explota mi corazón». 

Mientras marchan cantaban «señor, señora, no sea indiferente que matan a travestis en la cara de la gente» y «olé olé, olé olá, lo dijo Luana y Sacayán al calabozo no volvemos nunca más».

Entre las organizaciones participantes de la marcha estaban la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), Pan y Rosas, Las Rojas, Libre Diversidad del Mst Frente de Izquierda y Disidencia en Lucha. La manifestación se realizaba en simultáneo en distintos puntos del país y en el Congreso dijo presente Sudor Marika.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba