El Mundo

Velorios, funerales y entierros, uno tras otro en Uvalde

[ad_1]

Debería haber sido el primer día de una semana alegre para los alumnos de la Escuela Primaria Robb: el inicio de las vacaciones de verano. En lugar de ello, los dos primeros de los 19 niños asesinados en una de sus aulas fueron recordados el lunes en velorios.El de Amerie Jo Garza, de 10 años, se llevó a cabo en la funeraria Hillcrest Memorial de Uvalde, Texas, justo enfrente de la escuela primaria donde los niños, junto con dos maestras, fueron asesinados a tiros el martes antes de que el propio autor de los disparos fuera abatido. El velorio de otra niña de 10 años, Maite Rodriguez, tuvo lugar en la otra funeraria de la ciudad.Durante las próximas dos semanas y media, los habitantes de esta ciudad del suroeste de Texas se despedirán de los niños y de sus profesoras en sucesivas y desgarradoras ceremonias funerarias y entierros.

Amerie Jo Garza, de 10 años. Foto: Chandan Khanna/ AFP

A medida que la familia y los amigos descargan su dolor, los encargados de la investigación exigirán respuestas sobre cómo respondió la policía al tiroteo, y los legisladores han dicho que sopesarán qué puede hacerse para contener la violencia con armas de fuego que se extiende por todo Estados Unidos.Doce funerales en una semanaTan sólo esta semana están previstos los funerales de 11 niños y de la profesora Irma Garcia.El lunes, algunos de los dolientes que asistieron al velorio de Amerie vestían tonalidades lila o lavanda _las favoritas de Amerie_ a petición de su padre, Angel Garza. Muchos llevaban flores, incluyendo algunas moradas.La pequeña, a la que le encantaba dibujar, había recibido un teléfono celular por su cumpleaños número 10. Una de sus amigas le dijo a Angel Garza que Amerie intentó usar el teléfono para llamar a la policía durante el ataque a su clase de cuarto grado.Entre los asistentes al acto de duelo por Amerie se encontraban algunos familiares de Maite. Al igual que muchas personas, asistieron a los dos velorios.

Maite Yuleana Rodriguez, 10 año. Foto: Chandan Khana / AFP

La familia de Maite llevaba camisas verdes con una ilustración que la mostraba con alas de ángel. Antes de entrar en la funeraria, se detuvieron en la zanja para ver la verja metálica contra la que el atacante Salvador Ramos estrelló una camioneta antes de cruzar un campo y entrar en la escuela.»¿Cómo caminó durante tanto tiempo?», preguntó Juana Magaña, tía de Maite.La propia funeraria Hillcrest y el tiroteo quedarán vinculados para siempre. Después de que Ramos estrellara el vehículo, dos hombres que estaban en la funeraria oyeron el choque y corrieron hacia el lugar del accidente. Ramos les disparó, pero falló, y ambos hombres se pusieron a salvo.El funeral de Eliahna «Ellie» Garcia será el 6 de junio, un día después del que iba a ser su décimo cumpleaños. Su familia había preparado una gran fiesta para la ocasión en casa de su abuela el próximo fin de semana. Ella esperaba recibir regalos relacionados con la película «Encanto» de Disney.»Le encantaba esa película y hablaba mucho de ella», dijo su tía Siria Arizmendi.Era callada incluso con la familia, pero le gustaba hacer videos y ya había estado practicando con su hermana mayor una coreografía para su fiesta de quinceañera, aunque todavía faltaban cinco años, agregó Arizmendi.Por Adriana Gómez Licón, Associated Pressap

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

[ad_2]
Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba